Saltar al contenido
Estás a punto de leer este libro.

Velocidad de acceso para este archivo: 12658 KB/Sec

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Consequatur in incidunt est fugiat, cum minima odit veritatis nihil atque temporibus sint sed aliquid, ex ea? Quo sint fugiat dolores tenetur repellat quam officiis unde commodi necessitatibus sequi facere, laudantium odio consequuntur adipisci placeat asperiores nam quis nesciunt? Excepturi, nisi accusantium?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Perferendis ducimus exercitationem odio vitae sint rem! Praesentium nihil consectetur rem sapiente, omnis temporibus provident quos velit molestias aspernatur quod voluptate dolor molestiae quas nulla? Corrupti, repellat eos ipsam voluptatum nobis, itaque labore autem ipsa reprehenderit sequi consectetur facere dicta, ad impedit earum. Beatae nostrum iste optio vitae autem nam culpa nulla perferendis ipsum laboriosam est dolorem quos esse, eveniet perspiciatis, hic unde rerum necessitatibus! Totam natus optio, quaerat maxime similique laborum ipsam iste unde blanditiis est debitis molestiae nostrum in iure perferendis quia minima dolore. Voluptatum eligendi rerum nesciunt ab praesentium.

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Consequatur in incidunt est fugiat, cum minima odit veritatis nihil atque temporibus sint sed aliquid, ex ea? Quo sint fugiat dolores tenetur repellat quam officiis unde commodi necessitatibus sequi facere, laudantium odio consequuntur adipisci placeat asperiores nam quis nesciunt? Excepturi, nisi accusantium?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Dolores voluptate a sed adipisci consequuntur ad enim in eius illum sit, quas perspiciatis quod ducimus quisquam, suscipit obcaecati animi, consequatur ipsum!

Descargar LA DECISION DE SCARLET gratis pdf - leer online

Autor de la obra

Lia Martinez

Este autor, LIA MARTINEZ , es reconocido dentro de esta rama sobre todo porque tiene más de un libro por los que es reconocido a nivel nacional, pero asimismo fuera de nuestras fronteras.

Es un gran conocedor de la temática, por eso entre los géneros literarios que normalmente acostumbra escribir está/n 2019 FICCION COMTEMPORANEA JUVENIL ROMANCE ROMANTICA .

¿A qué categoría/s pertenece esta obra?

Esta obra puede clasificarse en cantidad de categorías, pero una de las más esencial es:
2019 FICCION COMTEMPORANEA JUVENIL ROMANCE ROMANTICA

Poco a poco más gente están decidiéndose por leer estos géneros, en los últimos años, el número de personas que adquiere libros que tienen mucha relación con estas categorías ha crecido considerablemente, hasta llegar a convertirse en uno de los géneros con más número de ventas en el mundo, y por eso mismo imaginamos que tienes interés en descargar de forma gratuita el libro.

LA DECISION DE SCARLET ha alcanzado llamar la atención en muchos de estos géneros y se han transformado en un libro referente en alguna de ellas, debido en gran parte a la enorme experiencia de este escritor, como ya conoceréis, es un redactor muy popular en estos géneros.

¿Qué precio tiene LA DECISION DE SCARLET?

Esta obra la puedes adquirir sin gastar apenas dinero puesto que ahora mismo vale este libro tiene un precio en el mercado.

Como has podido ver, el costo es irrisorio para el genial contenido que posee este ejemplar.

Este libro tiene de las que mejores proporciones calidad/precio tiene en las categorías: 2019 FICCION COMTEMPORANEA JUVENIL ROMANCE ROMANTICA

Nota de los lectores

Este libro posee una puntuación puesta por personas entendidas, la nota de este libro es: 7,5/10.

Todo el mundo que han puesto nota esta obra son profesionales de este género y han leído LA DECISION DE SCARLET online antes de dar su opinión, de esta manera, estamos 100 % seguros de que esta valoración es la idónea y por esta razón se la ofrecemos.

Resumen de LA DECISION DE SCARLET

Ahora te ofrecemos un interesante fragmento para que puedas conocer más sobre el libro antes de adquirir LA DECISION DE SCARLET

Cuando Scarlet creia que su vida volvia a estar encaminada tras su ruptura con Ian, un acontecimiento en la vida de ambos, hara que esta se plantee tomar una de las decisiones mas dificiles e importantes a las que jamas se haya tenido que enfrentar.
Un accidente, un Reality Xtrem y un dispositivo de busqueda, la llevaran hasta un pais desconocido para ella y para su peculiar grupo de amigas virtuales, que no dudaran en dejarlo todo para unirse a ella.
Su amistad, carino, valor y sentido del humor, ayudaran a Scarlet a seguir adelante en este duro capitulo de su vida.
Una historia repleta de ternura, dolor, tension y todo lo que necesites para pasar un buen rato.
?Tomara Scarlet las decisiones correctas y adecuadas o se catapultara en el mayor error de su vida arrastrando con ella a su grupo de amigas?
Adentrate en esta maravillosa historia y acompana a nuestra amiga en la locura de su existencia donde los lazos de la amistad estan por encima de todo.

Más información sobre el libro

Puedes encontrar más para descargar lia martinez instagram

Para leer y descargar el libro "La decision de Scarlet" puedes hacerlo gratis aquí.

DESCARGAR PDF GRATIS

En este momento, vamos a ofrecerte datos interesantes sobre el libro que es posible que quieras ver antes de empezar a leer este libro, como por servirnos de un ejemplo puede ser, el número de páginas, el año de edición, dónde descargar LA DECISION DE SCARLET, dónde leer en línea LA DECISION DE SCARLET, y considerablemente más datos.

Resumen del libro

Cuando Scarlet creia que su vida volvia a estar encaminada tras su ruptura con Ian, un acontecimiento en la vida de ambos, hara que esta se plantee tomar una de las decisiones mas dificiles e importantes a las que jamas se haya tenido que enfrentar. Un accidente, un Reality Xtrem y un dispositivo de busqueda, la llevaran hasta un pais desconocido para ella y para su peculiar grupo de amigas virtuales, que no dudaran en dejarlo todo para unirse a ella. Su amistad, carino, valor y sentido del humor, ayudaran a Scarlet a seguir adelante en este duro capitulo de su vida. Una historia repleta de ternura, dolor, tension y todo lo que necesites para pasar un buen rato. ?Tomara Scarlet las decisiones correctas y adecuadas o se catapultara en el mayor error de su vida arrastrando con ella a su grupo de amigas? Adentrate en esta maravillosa historia y acompana a nuestra amiga en la locura de su existencia donde los lazos de la amistad estan por encima de todo . Quiero dar las gracias a todas las personas que han colaborado de un modo u otro en este pequeno proyecto. A mi querida Angelica, no dejes de ser como eres; la distancia no esta renida con el carino y la amistad, gracias por haber estado siempre ahi, algun dia amiga, algun dia. A Tere, como siempre, gracias por todos los consejos y ayuda para expresar como es debido mis ideas y plasmarlas en forma de novela. Agradecer tambien a Aixo por guiarme en la eleccion de la portada que mejor se adaptase a mi historia; y por supuesto a Aurora y Rosa con las correcciones, gracias por la ayuda desinteresada. No me puedo olvidar de mis lectoras alfa, que sin dudarlo aceptaron leerla y darme sus mas sinceras opiniones, Sonia, Rous, Pilar, Angeles, Maria S, Silvina, Sary, Ari, Silvia y Cyn. Tambien a Awen, quien me ayudo en el terreno medico, aparte de prestarse a leerlo, a todos, gracias mil. Como no, a mi familia, lo mejor que tengo, porque sin ellos, no soy nadie, gracias por estar siempre a mi lado y aguantar mis tonterias. Y por supuesto, gracias a todos los lectores. Espero que disfruteis tanto, como lo hice yo, escribiendola. Capitulo 1 --No podemos continuar con esto --dijo de pronto Scarlet.

Llevaba varios meses que no sabia si iba o venia, se encontraba en un estado de apatia total. Parecia que siempre estaba enfadada, de mal humor, y tenia muy claro a que se debia. --?A que te refieres? --respondio Ian extranado. Nunca imagino que fuese ella quien decidiera terminar con aquella relacion, siempre penso que, si algun dia terminaba, seria el quien pusiera punto final. --Ya sabes, a esto --dijo, moviendo su mano de el a ella--. No podemos seguir asi. --Sabias a lo que te arriesgabas aceptando; nunca te menti respecto a esta relacion, y aun asi quisiste seguir adelante. --Lo se, por eso mismo: como fui yo la que acepto, soy yo la que te dice que no quiero seguir contigo. No te debo ni me debes nada, simplemente se acabo. Ian era un hombre tremendamente guapo, sus ojos eran claros, entre azules y grises, imposible definirlos con exactitud, y el cabello revuelto le conferia un aire de chico malo. Quizas fue eso lo que mas le gusto de el en un principio. Se conocieron un dia en el supermercado: ella fue tarde como siempre, el llevaba una lista de encargos que mas parecia una biblia comprimida en formato winrar. Chocaron sus carritos en la seccion de galletas y cereales de los que son para guardar la linea, mas propios de mujeres que de hombres. Parecia un guardaespaldas, ya le gustaria a ella que le guardara las espaldas y alguna cosita mas. Nada que ver con eso.

Tiempo despues supo que era monitor de deportes extremos, mas concretamente el puenting aunque le daba a todo. Vamos, una puta locura, dado que ella era la tipica chica que no se subia mas alla del balancin del parque... y de aquello hacia siglos. Todas esas cosas le producian un panico atroz. Un dia, de pequena, sus padres la llevaron a un parque de atracciones, y una de las norias se quedo parada durante casi veinte minutos. Los gritos de la gente que estaba subida en ese momento le crearon un trauma que a dia de hoy no habia conseguido superar. Solo sus amigas virtuales del telegram lo sabian. No recordaba muy bien como llego hasta ellas. Se metio en un grupo de lectura de los muchos que existen por las redes sociales (le encantaba leer), asi que termino alli con ellas. No quiso decirles en su momento que lo que le gusto muchisimo fue el nombre del grupo, se hacian llamar LOCAS DEL MONO. No se conocian personalmente, era casi imposible, estaban repartidas por toda la geografia espanola... aunque, eso si, se lo pasaban en grande cuando coincidian todas. Fueron ellas las que, en un arrebato de locura pasajera le recomendaron hacerse un circuito de ese tipo de deportes. Mas concretamente le dijeron que: a grandes males, remedios drasticos. Que cabronas, sabian de sobra a donde la mandaban. Al principio solo fue atraccion fisica por parte de ambos. Una noche de sabado coincidieron en una fiesta que organizaba uno de los companeros de Ian, que casualmente tambien era conocido de Scarlet, con motivo de su cumpleanos... Se les fue de las manos.

Tontearon discretamente, era un juego que los llevaba al limite, y precisamente hasta alli les llevo: entraron en uno de los lavabos del local y cerraron la puerta. Ian besaba con autentica pasion a Scarlet, cuyo primer error fue no parar aquel beso; detras vinieron otro y otro. Las manos de ambos tomaron el relevo, las de el subiendo el vestido de ella y las de ella abriendo el boton de los pantalones. No podian parar ni querian. Ian la volteo apoyandola contra la pared y lo que alli ocurrio solo lo sabian ellos. Llegaron a un brutal climax que los dejo paralizados. Cuando sus respiraciones se normalizaron salieron sin hacer ruido cada uno por su lado y regresaron a la fiesta. Ese fue el primero de sus muchos encuentros. Evitando los recuerdos recogio sus cosas y salio sin mirar atras. Al llegar al ascensor lloro: la congoja que tenia le impedia respirar, habia tomado una decision y no podia echarse atras, primero por ella y segundo por la mujer de Ian. Entendia a aquella mujer mas de lo que le gustaria, estaba enamorada de su marido, y aunque ella sabia de sobra que el la enganaba siempre miraba hacia otro lado con tal de seguir junto a el. Scarlet sin embargo, no queria pensar en mantener esa toxica relacion; era mejor perder ahora que saberse perdedora siempre: Ian nunca dejaria a su mujer, bien lo sabia. Dos anos de relacion y de su vida tirados a la basura. Dejo el trabajo de un dia para otro, puso a la venta su pequeno apartamento, saco del banco todos los ahorros que tenia y desaparecio de la faz de la tierra. Tenia necesidad de cambiar todo y empezar de cero.

Al dia siguiente, cuando Ian llego a su oficina en el pabellon donde se reunian para preparar las jornadas al aire libre no la vio, y eso le extrano mucho, Scarlet solia pasar tiempo alli mientras no trabajaba. La queria cerca de el, se habia obsesionado con ella. Nada tenia que ver con el resto de las mujeres que conocia, incluida la suya. El dia que fue a pedir informacion sobre un circuito para ella, le parecio una chica del monton. Iba vestida de manera informal (vaqueros desgastados, camisa y botas de media cana), unos impresionantes ojos verdes y algunas bonitas pecas en los pomulos le daban aire bohemio. El cabello castano lo llevaba sujeto en la parte alta de la cabeza con una coleta y sus labios, rosados y carnosos, deberian ser catalogados, creia el, como un nuevo pecado capital. Le disgustaba aquel atuendo; preferia a las mujeres bien vestidas, pero contra todo pronostico fue eso lo que termino de gustarle de ella. Era sencilla, alegre y destilaba una energia hasta ahora desconocida para el. Con su mujer no la sintio nunca. Esa noche no esperaba verla alli, Samuel no le dijo que la habia invitado, si bien era cierto que ni el mismo sabia a quien invitaba a sus peculiares fiestas. Llevaba un vestido ajustado rojo de lentejuelas por encima de la rodilla y unos zapatos de tacon alto. ?Donde se encontraba la chica de los vaqueros? Penso que despues de lo del dia anterior necesitaria un par de dias; llamo a Samuel para saber si el o su acompanante sabian algo de ella, pero nada. No podia ser cierto, saco su movil y la llamo: el telefono esta apagado o fuera de cobertura, imposible contactar. Su nerviosismo aumento cuando llamo a su apartamento y nadie contesto. Cogio las llaves de su coche y salio a la calle, fue hasta su casa y vio el cartel de en venta colgado de la baranda.

Subio hasta el ultimo piso y lo encontro completamente vacio salvo por el chico de la agencia que se ocuparia de los tramites de la venta. --Disculpe, ?le puedo ayudar en algo? --pregunto el muchacho. --Eh, uhm --se habia quedado mudo, no le salian las palabras. --?Esta interesado en la compra? --No, disculpe soy amigo de la anterior duena. Digame, ?ha dejado alguna nueva direccion, telefono o algo? Me urge hablar con ella. --Lo siento, pero tengo ordenes directas de no dar ningun numero a nadie sin previo aviso. --?Como dice? ?Me esta tomando el pelo, verdad? --De ninguna manera, solo que, salvo que este interesado en la compra, no puedo facilitar ningun dato sobre la vendedora. Ahora, si me disculpa y no esta interesado, ?puede salir? Estoy esperando una visita de alguien que quizas lo compre. Ian salio enfurecido y sin despedirse, Scarlet se habia marchado y se habia tomado muchas molestias en no dejar ningun rastro. A lo mejor su amiga Susana sabia algo, pero tampoco. La buscaria hasta debajo de las piedras. ?Por que estaba tan interesado en ella? Habian pasado seis meses desde su ruptura con Ian, y aunque todavia le dolia habia conseguido sobrevivir. Sus companeros de trabajo la apreciaban mucho y ella a ellos, pero hasta eso empezo a pesarle. Ya no era la chica alegre de antano a la que le gustaban las bromas, andar descalza por la arena y que mataria por unas gominolas. A pesar de haber bajado de peso gustaba a los hombres y lo sabia, y ademas se sacaba bastante partido.

No solo cambio de ciudad, tambien cambio su cabello, lo corto hasta la altura de la mandibula y se lo tino de otro color, lo que le daba un aspecto dulce e incluso infantil. No sabia a ciencia cierta por que se habia decidido por aquella ciudad, queria poner miles de kilometros de por medio, era como si eso hiciera mas facil olvidarle... que equivocada estaba... pero tampoco se arrepentia de aquella decision. Le gustaba aquello y no le habia costado adaptarse ni a su nuevo trabajo ni a sus companeros, el sol calentaba casi hasta en el invierno, y a ella eso le daba vida. Iba paseando por la orilla de la playa, observaba a la gente, a los clientes que apuraban sus ultimos dias de descanso en las terrazas de los bares, y no se dio cuenta que alguien la llamaba, mas bien gritaba su nombre como un poseso. Se giro y alli lo vio, levantandose de un banco y corriendo hacia ella. Pantalon deportivo y camiseta de tirantes blanca marcaban sus pectorales. El moreno de sus piernas y brazos contrastaban con el claro de su ropa. --!Mierda! --eso si que no lo esperaba. Espana contaba con diecisiete comunidades autonomas y tenia que aparecer Ian precisamente donde ella se encontraba. ?Que hacia el alli? No podia ser real. Acelero la marcha, no queria pararse, no queria se repetia a si misma. Le agarro de la mano haciendola parar de golpe. --?Scarlet, pero que cono te pasa? --pregunto enfadado. --!Dejame en paz! ?Que haces tu aqui? ?Como me has encontrado? -- estaba mas nerviosa de lo que queria aparentar. --He venido porque hay un casting para un gran concurso.

--?Por que aqui? --Y yo que sabia que estabas en esta ciudad, te he buscado hasta debajo de las piedras y me desespere por que no te encontraba. --Creo que fui clara cuando dije que se acabo. --Te llame y no contestaste, fui a tu casa y ya no estabas, ?por que...? Scarlet... --su voz la trastornaba, si en ese momento le hubiera dicho de irse con el, lo habria hecho sin pensarlo. Llevaba meses sin sentirlo, sin oler su aroma, le necesitaba tanto... --!Por favor, vete y no me busques mas! !Adios! Sin darle tiempo a replica se dio media vuelta y se marcho dejandole con la palabra en la boca. Empezo a callejear sin rumbo para despistarle si se le ocurria seguirla, necesitaba desquitarse cuanto antes; Ian tenia el poder de calentarla solo con hablarle. Era mas que urgente que llegara a su casa. Lo habia visto muy desmejorado pero, como siempre, tremendamente guapo. Si solo hubiese una pequena posibilidad de que el dejara a Marga, no se hubiera marchado pero necesitaba empezar de nuevo y el no tenia cabida en esta nueva etapa. Llego a su pequeno estudio, en realidad era un atico pequeno y coqueto que le encantaba por su forma y distribucion y porque disponia tambien de una gran terraza desde donde veia el mar. Se tumbo en su hamaca y pensaba en Ian cuando su telefono comenzo a sonar. Era su jefe. --Si, ?digame? --Scarlet, soy Jesus, ya se que es tu dia de fiesta, pero te necesito. .

lia martinez instagram
lia martinez manchon
lia martinez
lia martinez montero
lia martinez mount sopris
ana lia martinez
lia regina martinez alatriste

Descargar LA DECISION DE SCARLET gratis pdf

Suponemos que deseas saber de qué manera puedes leer LA DECISION DE SCARLET en línea o descargar LA DECISION DE SCARLET pdf sin coste a fin de que puedas tener el libro sin comprarlo.

Si estás en esta web es por el hecho de que buscas la manera de bajar LA DECISION DE SCARLET en pdf, tristemente nosotros no ofrecemos la descarga de LA DECISION DE SCARLET sin coste, ya que esto es algo ilegal, tampoco podemos ofrecerte leer LA DECISION DE SCARLET en línea en pdf por el mismo motivo.

Rate this post