Saltar al contenido

LIBRO CAM (GENESIS 5) PDF GRATIS

Estás a punto de leer este libro.

Velocidad de acceso para este archivo: 12658 KB/Sec

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Consequatur in incidunt est fugiat, cum minima odit veritatis nihil atque temporibus sint sed aliquid, ex ea? Quo sint fugiat dolores tenetur repellat quam officiis unde commodi necessitatibus sequi facere, laudantium odio consequuntur adipisci placeat asperiores nam quis nesciunt? Excepturi, nisi accusantium?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Perferendis ducimus exercitationem odio vitae sint rem! Praesentium nihil consectetur rem sapiente, omnis temporibus provident quos velit molestias aspernatur quod voluptate dolor molestiae quas nulla? Corrupti, repellat eos ipsam voluptatum nobis, itaque labore autem ipsa reprehenderit sequi consectetur facere dicta, ad impedit earum. Beatae nostrum iste optio vitae autem nam culpa nulla perferendis ipsum laboriosam est dolorem quos esse, eveniet perspiciatis, hic unde rerum necessitatibus! Totam natus optio, quaerat maxime similique laborum ipsam iste unde blanditiis est debitis molestiae nostrum in iure perferendis quia minima dolore. Voluptatum eligendi rerum nesciunt ab praesentium.

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Consequatur in incidunt est fugiat, cum minima odit veritatis nihil atque temporibus sint sed aliquid, ex ea? Quo sint fugiat dolores tenetur repellat quam officiis unde commodi necessitatibus sequi facere, laudantium odio consequuntur adipisci placeat asperiores nam quis nesciunt? Excepturi, nisi accusantium?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Dolores voluptate a sed adipisci consequuntur ad enim in eius illum sit, quas perspiciatis quod ducimus quisquam, suscipit obcaecati animi, consequatur ipsum!

Descargar CAM (GENESIS 5) gratis pdf - leer online

Autor de la obra

Maricela Gutierrez

Este autor, MARICELA GUTIERREZ , es reconocido dentro de esta rama sobre todo porque tiene más de un libro por los que es reconocido a nivel nacional, pero asimismo fuera de nuestras fronteras.

Es un gran conocedor de la temática, por eso entre los géneros literarios que normalmente acostumbra escribir está/n 2020 FANTASIA ROMANTICA .

¿A qué categoría/s pertenece esta obra?

Esta obra puede clasificarse en cantidad de categorías, pero una de las más esencial es:
2020 FANTASIA ROMANTICA

Poco a poco más gente están decidiéndose por leer estos géneros, en los últimos años, el número de personas que adquiere libros que tienen mucha relación con estas categorías ha crecido considerablemente, hasta llegar a convertirse en uno de los géneros con más número de ventas en el mundo, y por eso mismo imaginamos que tienes interés en descargar de forma gratuita el libro.

CAM (GENESIS 5) ha alcanzado llamar la atención en muchos de estos géneros y se han transformado en un libro referente en alguna de ellas, debido en gran parte a la enorme experiencia de este escritor, como ya conoceréis, es un redactor muy popular en estos géneros.

¿Qué precio tiene CAM (GENESIS 5)?

Esta obra la puedes adquirir sin gastar apenas dinero puesto que ahora mismo vale este libro tiene un precio en el mercado.

Como has podido ver, el costo es irrisorio para el genial contenido que posee este ejemplar.

Este libro tiene de las que mejores proporciones calidad/precio tiene en las categorías: 2020 FANTASIA ROMANTICA

Nota de los lectores

Este libro posee una puntuación puesta por personas entendidas, la nota de este libro es: 7,5/10.

Todo el mundo que han puesto nota esta obra son profesionales de este género y han leído CAM (GENESIS 5) online antes de dar su opinión, de esta manera, estamos 100 % seguros de que esta valoración es la idónea y por esta razón se la ofrecemos.

Resumen de CAM (GENESIS 5)

Ahora te ofrecemos un interesante fragmento para que puedas conocer más sobre el libro antes de adquirir CAM (GENESIS 5)

Aunque Cameron pasa las noches sirviendo tragos en la barra de un bar y mostrando su mejor sonrisa, en el fondo sabe que eso no es lo que quiere, pues ese lado oscuro que lo habita pide a gritos ser liberado y el no conoce una mejor forma de hacerlo que luchar contra los demonios que, ocultos en las tinieblas, acechan a diario a los humanos. Cuando su mejor amigo es asesinado tratando de protegerlo, la resolucion de Cam se vera manchada por la culpa y los deseos de venganza y a todo esto debera sumarle una nueva lucha, esta vez con sus sentimientos, cuando una noche se presente en la puerta el pequeno Steven.

Más información sobre el libro

Puedes encontrar más para descargar libro cam mclellan

Para leer y descargar el libro "Cam (Genesis 5)" puedes hacerlo gratis aquí.

DESCARGAR PDF GRATIS

En este momento, vamos a ofrecerte datos interesantes sobre el libro que es posible que quieras ver antes de empezar a leer este libro, como por servirnos de un ejemplo puede ser, el número de páginas, el año de edición, dónde descargar CAM (GENESIS 5), dónde leer en línea CAM (GENESIS 5), y considerablemente más datos.

Resumen del libro

Aunque Cameron pasa las noches sirviendo tragos en la barra de un bar y mostrando su mejor sonrisa, en el fondo sabe que eso no es lo que quiere, pues ese lado oscuro que lo habita pide a gritos ser liberado y el no conoce una mejor forma de hacerlo que luchar contra los demonios que, ocultos en las tinieblas, acechan a diario a los humanos. Cuando su mejor amigo es asesinado tratando de protegerlo, la resolucion de Cam se vera manchada por la culpa y los deseos de venganza y a todo esto debera sumarle una nueva lucha, esta vez con sus sentimientos, cuando una noche se presente en la puerta el pequeno Steven. Skye no deseaba otra cosa que poder vivir su propia vida, la que le arrebataron luego de la muerte de sus padres en un tragico accidente. En cambio, se vio encerrada en un mundo de fanaticos religiosos, con un tio sin escrupulos capaz de hacer cualquier cosa por conseguir sus propositos. En su afan por huir de aquello que se negaba a aceptar, termino por convertirse en Steven y entonces descubrio que tenia un nuevo problema: confesarle al hombre que la ve y la trata como un amigo su mas grande verdad y la profundidad de sus sentimientos. Makhale, desde la puerta que daba al huerto, observo a Ylahiah, que estaba sentada amasando la tierra mientras sembraba plantas medicinales. Se habia preguntado muchas veces para que lo hacia, si ellos no enfermaban, hasta que descubrio que su esposa las enviaba como regalo a los habitantes del pueblo cercano. El no sentia ninguna empatia por aquellos seres, a los que consideraba menos que mascotas, y, en algunos casos, incluso su propio alimento; sin embargo, su amada los apreciaba demasiado. Ylahiah sonrio y se acerco una de las plantas al rostro para aspirar su dulce aroma, luego continuo cavando mientras tarareaba una antigua cancion que solia cantar para sus hijos cuando estos eran pequenos. La luna llena se proyectaba sobre ella como si de esa forma pudiera compensar la luz que le habia sido arrebatada. De pronto, su espalda se tenso y levanto la cabeza con violencia, enfocandola en el horizonte, casi como si estuviera viendo algo, aunque Makhale sabia que eso era imposible. Se movio, hasta quedar de rodillas a su lado. --?Que sucede, mi amada? --pregunto, rodeandole los hombros con su brazo. Ella cerro los ojos y cuando los volvio a abrir, estos eran totalmente blancos. Entonces, comenzo a hablar como si recitara una profecia.

--Ellos vienen --respondio en un susurro--. Mis hijos vendran pronto, Medhan por fin regresara a casa. --El hombre la miro desconcertado, hacia miles de anos que no sabian nada de su hijo mayor, aunque su esposa siempre podia sentirlo--. Pero no vienen solos, el mal los persigue, el mal que cubrira la tierra y dejara a su paso desolacion. El que nunca debio ser liberado por quienes no tenian la capacidad de saber cuan grande e incontrolable podia ser. -- Lagrimas de color carmesi comenzaron a brotar de sus ojos, sobresaltando a Makhale--. Tanto dolor y muerte. Cuando termino de hablar, su cuerpo cayo laxo en brazos de su esposo, quien se apresuro a levantarla y llevarla al interior del castillo. La deposito en la cama y rebuscando en el bano consiguio una toalla, la humedecio y regreso para comenzar a limpiar el rostro de su esposa, por el que dos grandes lineas de color rojo caian, manchando el pristino blanco de las almohadas. Sus manos temblaron por la preocupacion de no saber que ocurria con ella, aunque lo tranquilizo comprobar que su corazon latia con normalidad, lo que significaba que solo estaba en una especie de sueno. Luego de limpiarla y cubrirla con la manta, se sento a su lado y tomo su mano, se la llevo a los labios y deposito un suave beso en sus dedos. Makhale tambien podia sentir el mal que se acercaba, el que acechaba a sus hijos y que a diario le exigia su regreso. Suspiro y cerro los ojos, sabiendo que solo tenia dos opciones: luchar contra su naturaleza o rendirse a ella. Girando la cabeza, dirigio una mirada a su amada Ylahiah, la razon de su vida, y en ese momento comprendio que su eleccion habia sido hecha desde el momento en que decidio amar a un ser que le estaba prohibido. M 1 CAMERON Edimburgo, Escocia, 1867 e acurruque en un rincon y aparte las ratas que se subian sobre mi; las odiaba, a pesar de vivir con ellas.

A mi alrededor todo olia mal, y de nuevo quise llorar; no sabia por que estaba en la calle ni donde se encontraban mis padres, a lo mejor habia sido un nino malo y por eso ellos no me quisieron. Limpie una lagrima que rodo por mi mejilla y me apresure a tomar un trozo de pan duro que un transeunte lanzo cuando pasaba antes de que mis companeras me ganaran. Lo comi con avidez, y senti mi estomago contraerse; era la primera vez en varios dias que ingeria algun alimento. Las ratas comenzaron a acercarse y les gruni sintiendo la furia recorrer mi cuerpo, las vi salir despavoridas en todas las direcciones y continue comiendo. A veces no comprendia mi naturaleza, todo era extrano para mi, especialmente durante el dia, cuando al salir el sol mi vista se nublaba y no podia ver; esos eran los momentos mas aterradores y cuando mas lloraba, desesperado, por no tener a nadie que me ayudara. Habia aprendido a esconderme, aunque tambien era consciente de que no importaba si me quedaba en el basurero, pues las personas solian pasar por mi lado sin apenas notarme, era como si fuese invisible. Incluso llegue a plantearme aquella teoria de que tal vez no me veian y por eso nadie intentaba ayudarme. Entonces decidi hacer una prueba y una noche, cuando vi pasar un hombre que parecia muy ebrio acompanado de una mujer, estire mi mano y le pedi que me diera algo de comer. El me golpeo y me llamo vagabundo. Asi supe que no era invisible, al menos no de forma literal; lo era porque a nadie le interesaba verme, porque no tenia para ellos mas importancia que cualquiera de las ratas que me rodeaban. Termine mi comida y me recoste mirando el cielo, me gustaba pasar el tiempo contando estrellas y tratando de adivinar cuantas habia. A veces alargaba el brazo y jugaba a fingir que podia tocarlas, en esa tarea se me iban horas. Mis companeras de hogar comenzaron a chillar mientras se peleaban por algo que habian hallado en la basura, las ignore y continue contando las luces brillantes que iluminaban el firmamento. Escuche pasos, pero no le di demasiada importancia, aunque no solia pasar mucha gente por el callejon, tampoco era extrano que, de vez en cuando, una que otra persona se desviara por ahi para acortar el camino. Vi tres sombras acercarse, y, en lugar de pasar de largo, se detuvieron frente a mi.

Enseguida me puse en guardia y me levante, los tres eran tan intimidantes que mis rodillas temblaron y senti que me pondria a llorar a nuevo. Me movi, pegando mi espalda a la pared y los mire con terror; uno de ellos se separo del grupo y se acerco. Era muy alto, tanto que tuve que inclinar la cabeza por completo hacia atras para poder mirarlo, vestia completamente de negro y su largo cabello flotaba en su espalda como una especia de capa. Inclinandose, se puso de cuclillas y me miro directamente a los ojos. Le gruni, el me sonrio y en sus ojos logre vislumbrar algo que nunca antes habia visto: compasion; aunque eso no me alivio mucho, y usando toda la rapidez posible me movi y corri tratando de huir de ellos. Apenas habia dado unos cuantos pasos cuando me atrapo. --Tranquilo, amiguito, no queremos hacerte dano. ?Donde estan tus padres? --Movi la cabeza negandome a hablar--. ?Tienes hambre? --Esas palabras lograron captar mi atencion y esa vez asenti. --Tambien necesita un bano, huele bastante mal y esta muy sucio. Su cabello parece un nido de ratas --dijo otro, muy rubio y con unos ojos que me recordaban al hielo del invierno. --?Quieres venir con nosotros para que podamos conseguirte algo de comida? --pregunto el primero que se me habia acercado. Dude unos segundos, tratando de discernir los motivos que tenia para querer ayudarme. Mi estomago escogio ese momento para grunir, recordandome que aquel pequeno trozo de pan no me habia saciado. Me vi asintiendo, no sabia por que estaban siendo amables, pero no iba a negarme la posibilidad de comer.

Me llevaron con ellos y mis ojos se abrieron cuando ingresaron a un hotel, era un sitio al que jamas se me habia permitido entrar, solo lo veia desde la entrada cuando los clientes que iban en sus carruajes elegantes se detenian ahi. El senor de la recepcion hizo mala cara cuando me vio entrar. --Ese zarrapastroso no puede entrar aqui, senor --dijo dirigiendose al hombre que me habia llevado. --?Quien va a impedir que entre? ?Tu? --le pregunto el y vi al senor retroceder. --Es que... solo los clientes pueden entrar --dijo tartamudeando. --Ah, ?si? Que bueno, porque el es un cliente, encarguese de que suban algo de comida a la habitacion y mande un mensajero a que consiga ropa --ordeno, depositando dinero sobre el mostrador. --Por supuesto, senor, ya mismo me pongo en ello. Segui a los hombres por la escalera hacia el segundo piso y alli cada uno fue en una direccion; el que me habia llevado me hizo entrar en su habitacion. --Entonces, amigo, es hora de que te des un bano --me dijo, empujandome hacia otra puerta. Comence a negar, asustado, no me habia banado en... bueno, creo que no me habia banado nunca --. ?Acaso no sabes hablar? --pregunto frunciendo el ceno. Lo mire, pensando si salir corriendo de nuevo y como si leyera mi pensamiento, se puso frente a la puerta--. Ni lo pienses, ?acaso te gusta vivir en medio de las ratas y sin comida? --su pregunta me desperto un poco. --No, no me gusta. --Parece que tienes voz despues de todo --comento con una sonrisa--.

?Como te llamas? -- Arrugue la frente y me encogi de hombros--. ?No tienes un nombre? --Movi la cabeza en senal negativa--. ?Y que edad tienes? --Esa era otra respuesta que no conocia, asi que de nuevo me encogi de hombros--. Bueno, eso si que es un problema. ?Que te parece si buscamos un nombre que te guste? Por la edad no nos inquietemos, supongo que estaras en los seis o siete. Nunca me habia preocupado no tener nombre. ?Para que lo necesitaba si no tenia a nadie que pudiera llamarme por el? Pero en ese momento la idea me resulto llamativa, porque tener uno me convertia en alguien. Asenti, contento, porque por fin tendria algo que me perteneceria. El se quedo pensando un rato, poniendo el dedo en sus labios, como si tratara de hallar el nombre correcto. De pronto su rostro se ilumino, como si la idea mas brillante hubiese acudido a su cabeza. --?Que te parece Cameron? Lo medite un momento, repitiendolo en mi mente. Cameron sonaba importante y enseguida me gusto. --Cameron me gusta --dije con una amplia sonrisa. --Cameron sera entonces, ahora ve a banarte antes de que traigan la ropa y la comida. Mientras hablaba se movio hacia un armario y saco una toalla, me la paso y me dio un pequeno empujon en la espalda.

--?Como se llama usted, senor? --pregunte antes de perderme detras de la puerta. --Alexy, mi nombre es Alexy. Le sonrei y decidi que, ya que el me estaba dando tantas cosas, bien podia pagarle dandome un bano. Despues de todo me habia mojado muchas veces con la lluvia, otro poco de agua no me mataria. A partir de aquel dia mi vida cambio por completo. Alexy se encargo de comprarme ropa y comida, incluso me llevo a que me cortaran el cabello, que estaba bastante largo y enmaranado. Tres dias despues me dijo que tomaria un barco que lo llevaria a otro lugar, uno muy lejos de alli, y por un momento me senti triste, pensando que volveria a mi antigua vida. Entonces, el me dio la mejor noticia: iba a llevarme. El viaje en barco fue toda una aventura, durante el dia estabamos encerrados en el camarote, pero en la noche podiamos salir y ver como el inmenso oceano nos rodeaba. El viento agitaba mi corto cabello y mientras respiraba el aire salado, pense que nunca habia visto algo tan magnifico. Alexy se puso de pie a mi lado y acaricio mi cabeza. --?Estas contento, Cam? --pregunto mirando en la misma direccion que yo. --Lo estoy, nunca habia sido tan feliz en mi vida. --El sonrio y lo mire agradecido. Desde el momento en que me rescato del basurero no habia sido otra cosa que amable conmigo--.

?Sabes? Si tuviese un padre me gustaria que fuera como tu --dije expresando en voz alta mis pensamientos. --Y si yo tuviera un hijo, me encantaria que fuera como tu --dijo, poniendo su mano en mi hombro. Lo pense un momento, dandole forma a una idea. --Supongo que, ya que yo no tengo un padre y tu no tienes un hijo, podriamos convertirnos en eso el uno para el otro. --Me parece una buena idea --respondio con una calida expresion. --A mi tambien me lo parece, papa. Me acerque a el y rodee su cintura con mis brazos. La fortuna me sonreia: ademas de sacarme de las calles, Alexy se habia convertido en mi padre. San Francisco, Estados Unidos, otono de 2017 Mire por la ventanilla del avion privado de Aidan a las oscuras nubes que poblaban la noche deseando que pasara el tiempo rapido y por fin aterrizara. Estaba ansioso y desesperado por regresar, un mes fuera era demasiado tiempo despues de lo que tuvimos que pasar, estar de vuelta parecia casi un milagro. Todavia pensaba en las batallas que habiamos librado en las diferentes ciudades en las que estuvimos. No pude evitar que una sensacion de fatalidad sacudiera mi cuerpo: el resultado final y las vidas perdidas estarian en mi memoria siempre, muchos humanos habian muerto a causa de los demonios que comenzaban a poblar la tierra. Luego de la muerte de Razvan, la calma habia durado muy poco, el con su ritual hizo posible que esas sanguijuelas vagaran libremente por el mundo, ahora todos eran capaces de salir del infierno. --?Todo bien? --pregunto Aidan sentandose a mi lado. --?Tu? --pregunte de vuelta.

Lo vi soltar un largo suspiro mientras se reclinaba en su asiento. --Llevo un mes sin respirar --dijo de forma solemne, refiriendose al tiempo que llevaba separado de Abby. --Ha sido complicado. --Complicado ni siquiera se acerca, todos estamos ansiosos, comienzo a temer que, si no llegamos pronto, Marcus enloquecera y cortara nuestras cabezas --comento, haciendo un gesto hacia nuestro hermano, que estaba en el sitio mas alejado con un gesto sombrio--. Alexy apenas habla y Tarek se queja todo el tiempo de que se ha perdido los mejores dias de su hijo y que este no lo va a recordar cuando lleguemos, sin importar que le explique que el bebe apenas tiene cuatro meses, y que no hay forma de que lo recuerde. Sonrei sabiendo que nada de lo que le dijeran respecto al bebe calmaria la ansiedad de Tarek, el era nuestro hermano mas testarudo y cuando se le metia una idea en la cabeza, no habia forma de sacarsela--. Tu tambien pareces estar deseando llegar, ?alguna chica que te este esperando? --pregunto de pronto. Me removi en mi puesto y negue girando la cabeza para volver a mirar por la ventanilla. --Ninguna chica, es solo que extrano estar en mi hogar. --Todos extranamos nuestro hogar, Craig. El seguia llamandome por ese nombre y aunque lo intentara, no lograba encajarlo en alguna parte de mi vida. No podia negar que era un gran sujeto que se esforzaba por llegar a mi, y no era que lo rechazara, simplemente me resultaba complicado haber encontrado a mi padre despues de tanto tiempo, asi que seguia intentando hacerle un espacio. Durante ciento cincuenta anos Alexy habia cumplido ese papel de forma impecable, todavia tenia el recuerdo del momento en que me rescato y me llevo con el. Nunca comprendi que lo habia motivado a hacerlo; despues de todo el, Tarek y Marcus iban detras de una venganza y un nino pequeno resultaba un estorbo; no obstante, jamas me hizo sentir como tal. Todo lo que era se lo debia a Alexy.

Mi cuerpo se relajo cuando escuche por los altavoces al piloto anunciar que pronto estariamos aterrizando; las luces de San Francisco aparecieron a lo lejos y mi corazon se agito de anticipacion por el regreso. Los minutos parecian no correr cuando el avion comenzo a descender y por fin sus llantas tocaron tierra. El piloto se dirigio al hangar privado y cuando se detuvo, me lance fuera de mi asiento, aunque parecia que yo no era el unico apurado por salir, pues Tarek y Marcus estaban listos frente a la puerta y en cuanto esta se abrio, bajaron corriendo las escaleras. Henry nos esperaba al lado de la camioneta de Aidan, junto a la cual habia otro vehiculo. Se apresuro a saludarnos cuando nos acercamos. --Senor, es un gusto tenerlo de vuelta --dijo estrechando la mano de Aidan. --Lo mismo digo, Henry. ?Como esta todo? --Tranquilo, senor, las chicas querian venir, pero las convenci de esperar en la casa, me parecio mas seguro. --Eso estuvo bien --aprobo, caminando hacia su camioneta--. ?Vienes con nosotros, Craig? Mire a Alexy y a los demas que se acercaban al otro auto. --Supongo que ire contigo --dije, encogiendome de hombros y sentandome en la parte de atras. Permaneci en silencio durante el trayecto escuchando como Henry lo ponia al dia de todo lo acontecido en la casa los ultimos treinta dias. Recoste la cabeza en el espaldar del asiento y cerre los ojos, desconectandome de la conversacion. No comprendia la felicidad que me invadia con cada kilometro que nos acercaba a nuestro hogar, pero de alguna forma era como si el nudo que apretaba mi corazon se fuera aflojando a medida que acortabamos la distancia. E 2 SKYE stabamos organizando todo para la llegada, habiamos preparado una fiesta de bienvenida y no lograba descifrar cual de nosotras estaba mas feliz por el regreso de los hombres.

Habian estado un mes fuera y durante ese tiempo ninguna tuvo paz, todas temiamos que alguno no regresara, cada vez que el telefono de cualquiera sonaba nos poniamos en alerta esperando recibir malas noticias. --Casi me parece mentira que por fin vaya a ver a mi Aidan --dijo Abby colgando el ultimo globo--. No he podido dormir una noche completa, preocupada y sin saber como estaban. --Ni que lo digas --intervino Alana--. Yo no puedo comer porque cada vez que intento llevarme un bocado a la boca, pienso que Alexy puede estar herido y entonces se me quita el hambre. Emily estaba frente a la ventana esperando a que aparecieran. Ella durante todo ese tiempo se habia mantenido retraida, apenas salia de su habitacion y cuando lo hacia se quedaba con la cabeza baja. Angela se entretenia un poco con el bebe, pero aun asi la veia caminar de un lado a otro, desesperada, y yo tenia cada noche pesadillas donde Cam moria y nunca podia confesarle que lo amaba. Ellos fueron a la batalla, pero nosotras nos quedamos en el infierno, sabiendo que nuestros corazones los acompanaban. Vi a Emily moverse y correr a la puerta, y todas la seguimos cuando escuchamos el sonido de los autos. Salimos en estampida y cada una de ellas corrio a los brazos de su amado; ellos las recibieron con jubilo, y entre lagrimas y besos se decian cuanto se amaban. Yo me detuve, observando la escena con el estomago encogido y el corazon destrozado, pues anhelaba tener lo mismo que ellas y por culpa de mis miedos era una posibilidad cada vez mas lejana. No obstante, la felicidad me embargo cuando Cam camino en mi direccion con una enorme sonrisa, esa que lograba que mi mundo se iluminara y me hacia pensar que no todo estaba perdido. --!Enano! --grito, y sin importarme que pudiera parecer raro, me lance y lo rodee con mis brazos--. Parece que alguien me extrano --dijo, revolviendo mi cabello.

--Claro que te extrane, idiota --declare, alejandome y limpiando una lagrima de forma disimulada--. Aqui es aburrido sin tus tontos chistes. --Yo tambien te extrane, amigo --comento, acercandose, y rodeando mi cintura con un solo brazo. Me llevo cargada al interior de la casa como si fuera un muneco de trapo que un nino lleva de cualquier forma. --!Bajame, imbecil! --grite, dandole un punetazo en la espalda. --Si, definitivamente extrane estar en casa --dijo, dejando salir una carcajada. La fiesta se extendio y mientras repartiamos comida, todos contaron las aventuras, excepto Marcus, que se mantuvo en silencio con Emily sentada en su regazo; ella apoyaba la cabeza en su hombro y el la rodeaba con sus brazos. No parecian necesitar hablar, de alguna forma se comunicaban con gestos o simplemente permanecian pegados uno al otro. Tarek cargaba a su bebe dormido y a cada rato besaba a Angela. Aidan estaba de pie abrazando a Abby, y Alexy besaba a Alana de forma apasionada. En cualquier momento todos desaparecerian en sus habitaciones. --?Donde esta Nayleen? --pregunto Alexy. Todas compartimos miradas, pero ninguna respondio. El nos observo enarcando una ceja--. ?Y bien? --La verdad es que no lo sabemos, no ha venido mucho desde que ustedes se fueron, solo aparece de vez en cuando para saber si tenemos alguna noticia y luego vuelve a desaparecer -- respondio Alana--.

La ultima vez que vino le pedi su telefono o direccion y se nego a darmelos. --?Tu confias en ella? --pregunto Cam dirigiendose a Alexy, que se encogio de hombros antes de responder. --La verdad no se que pensar. Me resulta algo confusa, estoy seguro de que esconde algo y pienso averiguar que es. Puede que sea mi hermana, pero tambien es hija de Razvan y no podemos pasar por alto como traiciono a Medhan. --Haces bien en no confiarte --intervino Tarek--. No lo tomes a mal, hermano, pero exceptuandote, no confio en nada que provenga del hijo de puta de Razvan. --Vaya --dijo Alexy con una mueca--. Supongo que debo estarte agradecido entonces por no haber decidido cortar mi cabeza mientras duermo. Todos reimos de la broma y por un rato se olvido el tema de la hermana recien aparecida. Una hora despues se despidieron y la sala quedo desolada. Comence a recoger el desorden sin poder borrar la sonrisa que me causaba la felicidad de las chicas que se habian convertido en mis hermanas. --?Quieres que te ayude con eso, enano? --pregunto Cam apareciendo en la entrada descalzo. Se habia duchado, tenia el cabello mojado y solo vestia unos jeans. Por un momento me olvide de todo y mi mirada se centro en su torso desnudo, los musculos marcados de su abdomen hicieron que tuviera ganas de rogarle que me permitiera besarlo.

Los tatuajes de sus brazos le daban ese aire de chico malo y sexy que tanto me gustaba--. ?Enano? ?Esta todo bien? --pregunto, lanzando una servilleta a mi cara. --?Ah? ?Que? --inquiri saliendo de mi aturdimiento. --Pregunte si sucede algo, te quedaste ahi de pie como ido, ?que estabas pensando? Por favor, no me digas que estabas admirando mis abdominales, ya se que soy bastante guapo, pero no te ofendas si te digo que prefiero que me miren las chicas. Negue y continue recogiendo, nunca confesaria los pensamientos que cruzaban por mi cabeza, al menos no hasta que tambien tuviera el valor de revelar la verdad y decirle cuanto lo amaba. --Nos seas raro --bufe--. Ademas, no te creas tanto, el hecho de que las tontas descerebradas del bar se tiren a tus brazos cada cinco minutos no significa que de verdad seas tan irresistible. Y para tu informacion, yo tambien prefiero admirar chicas. --Cada vez que la mentira salia de mis labios sentia como si me ahogara, si era verdad lo que el tio nos decia a Angela y a mi de que los mentirosos irian al infierno, era seguro que alli me esperaban desde hacia un largo tiempo. El se rio con fuerza y comenzo a ayudarme a recoger--. Solo estaba pensando en lo bueno que es que hayan vuelto, las chicas estan felices. Lo escuche suspirar y tirar las sobras de la comida en una bolsa. .

libro cam mclellan
libro cam medicina
libro cam laboral pdf
libro cam tablet
libro cad cam
libro de can yaman
libro de la cam
solidworks cam libro
libro de resumenes cam 2019
telefono cam libro
cam scanner
cam newton
cam cam
cam gigandet
cam sabadell
cam dic
camstudio
cam modern family
cam reddish
cam medicamento
maricela gutierrez libros
maricela gutierrez serie genesis
maricela gutierrez libros pdf
maricela gutierrez spirit riding free
maricela gutierrez
maricela gutierrez genesis
maricela gutierrez martin del campo
maricela gutierrez escalante
maricela gutierrez guzman
maricela gutierrez golpe facebook

Descargar CAM (GENESIS 5) gratis pdf

Suponemos que deseas saber de qué manera puedes leer CAM (GENESIS 5) en línea o descargar CAM (GENESIS 5) pdf sin coste a fin de que puedas tener el libro sin comprarlo.

Si estás en esta web es por el hecho de que buscas la manera de bajar CAM (GENESIS 5) en pdf, tristemente nosotros no ofrecemos la descarga de CAM (GENESIS 5) sin coste, ya que esto es algo ilegal, tampoco podemos ofrecerte leer CAM (GENESIS 5) en línea en pdf por el mismo motivo.

Rate this post